General

Descubre por qué la danza te ayuda combatir la ansiedad

Es un día normal como cualquier otro. Te estás preparando para salir de casa cuando, de repente, notas un frío, una presión en el pecho. Una invasión de un miedo atroz. De pronto, pensamientos negativos llegan sin control, te envuelve una sensación de peligro. Y al parecer, no hay nada que puedas hacer para detenerlo. La ansiedad ha aparecido… de sorpresa y siempre inoportuna. ¿Os ha pasado?

 

 

Se estima que nueve de cada 10 españoles han sufrido ansiedad durante este mismo año,  porcentaje que equivale a casi 12 millones y medio de españoles. Y es que el día a día cada vez más exigente, cambiante y que nos enfrenta a retos constantes, la ansiedad es un trastorno muy común. Pero lo más importante de todo es que tiene solución. Sí, con mucho trabajo y ayuda, la ansiedad se puede manejar y superar.

 

Y es allí donde la danza se presenta como un oasis, un refugio en el que cobijarse. No una varita mágica que hará desaparecer todos nuestros miedos y angustias. Y es que poner el cuerpo en movimiento hace que el cerebro segregue serotonina y endorfinas, sustancias químicas que promueven el sentimiento de satisfacción y bienestar.

 

«Mientras bailo no puedo juzgar. No puedo odiar, no puedo separarme de la vida. Solo puedo estar alegre y entero. Es por ello que bailo».

-Hans Bos-

 

Bailar puede llegar a ser una actividad muy divertida a la vez que desafiante. Por ello, es ideal para quienes deseen distraerse y enfocarse en algo positivo. Además, bailar ayuda a manejar la ansiedad. Ya que nos permite exteriorizar los sentimientos a través del movimiento y la liberación de preocupaciones al focalizarnos en el presente.

 

Nos permite desarrollar la concentración. La danza requiere concentración mental, ya que es necesario pensar de forma cuidadosa en los movimientos que estamos haciendo.

 

Mejora nuestro rendimiento físico. La danza facilita un aumento de energía. Si la practicamos de manera regular, notaremos como mejora también nuestro rendimiento físico y por tanto, tendrá un impacto directo en cómo nos sentimos, ayudando a disipar tensiones y preocupaciones recurrentes.

 

Refuerza tu autoestima. Cuando comienzas a bailar, solo existe la opción de mejorar con el paso del tiempo con paciencia y dedicación. Lo que provoca que aumente el nivel de confianza que tienes contigo mismo al ver que poco a poco vas mejorando y adquiriendo mayor destreza. Al principio puedes tener miedo o vergüenza a la crítica, a hacerlo mal. En Nomadans, nuestros monitores pueden darte herramientas para obtener confianza y sentirte libre de exteriorizar mediante la danza un sentimiento que no puedes hablar. A veces tenemos problemas y no tenemos la forma de expresarlos, la danza te ayuda a liberarte, es una gran medicina.

 

La danza es un buen recurso para aliviar la ansiedad, el riesgo de sufrir ansiedad se reduce un 33 % entre aquellas mujeres que practican el baile. Flamenco, Sevillanas, Danza Gitana, Ritmos Latinos o Baile moderno son increíbles opciones a las que puedes apuntarte, solo falta que os animéis.

 

Si presentas un problema fuerte o permanente de ansiedad, es necesario acudir a un médico ya que es quien debe evaluar los síntomas, diagnosticar y determinar el tratamiento No obstante, la danza es un consejo que puede aplicarse a la hora de hacer frente a aquellas situaciones que nos generan ansiedad, estrés o depresión.